•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

La transformación de oficinas y cómo el mercado de éstas cambió el último año

La transformación de oficinas y cómo el mercado de éstas cambió el último año

El pasado 2020 trajo muchos cambios en nuestras vidas debido a la pandemia del COVID-19. El mercado inmobiliario se ha visto afectado en gran medida y aún falta ver el impacto final en el mercado de oficinas. La venta de inmuebles ha disminuido aunque las oficinas en renta todavía mantienen su lugar. No obstante, aún existen muchas dudas y expectativas sobre la evolución del sector post-covid. Lo que es seguro es que el sector inmobiliario debe reinventarse para seguir satisfaciendo las necesidades de sus clientes.

Con la pandemia la revolución digital no ha hecho más que acelerarse y ahora forma parte del día a día en todas sus facetas. El trabajo remoto desde casa se ha convertido en la forma en la cual las empresas se mantienen a flote, lo que nos lleva a preguntarnos (y preocuparnos) sobre el futuro de las oficinas. Sin embargo, aunque la demanda podría seguir baja, los expertos no creen que el alquiler de oficinas vaya a desaparecer de la noche a la mañana luego de la pandemia.

Muchos proyectos siguen detenidos, pero no han sido cancelados. En la última década en Guatemala el mundo de la capacitación y los negocios han dado un terreno fértil para los proyectos de oficinas. De hecho, actualmente en Zona 4 se lleva un proyecto inmobiliario mixto que engloba oficinas, comercio y vivienda. “Séptimo” es una propuesta innovadora que, como muchos otros proyectos, debe adaptarse a los nuevos requerimientos, instalando tecnología “touchless” para evitar el contacto de los usuarios con las superficies: puertas con sensor de movimiento, botoneras de elevadores, etc.

El proyecto comenzará a llevarse a cabo este año así que podemos inferir una buena disposición por parte de las empresas y franquicias inmobiliarias en Guatemala que siguen adelante con sus proyectos apostando por no detener las mejoras de infraestructura que tanto necesita el país.

En la última década muchas zonas de Guatemala han mejorado su infraestructura, especialmente con proyectos similares al mencionado anteriormente. Los barrios peatonales como los de Zona 4 han permitido la mejora de los espacios sociales; en ellos las oficinas, los cafés, los establecimientos comerciales están en auge.

Los profesionales inmobiliarios en Guatemala saben que los proyectos de oficinas post-covid podrían ser un reto, pero también podría significar que la “nueva normalidad” requiera más distanciamiento y, por tanto, más demanda de espacio. La vida en pandemia ha traído cambios que parecen permanentes, pero muchos anhelan volver a sus espacios de trabajo, a sus oficinas, ya que para muchos se hace difícil (sino imposible) encontrar un balance entre la familia y el trabajo entramados en un mismo espacio.

Aunque el trabajo de oficina bien ha demostrado que puede hacerse desde la casa, desde un café, donde el único requerimiento es una conexión a internet, la realidad es que los espacios dedicados para el trabajo permiten un compromiso con la marca que es esencial, sobre todo para las pequeñas o medianas empresas. El vínculo humano que se fomenta en estos sitios de trabajo difícilmente puede ser reemplazado.

Debido a la necesidad de adaptarse han surgido nuevas modalidades para los profesionales que trabajaban en oficinas.

– La oficina remota: a inicios de la pandemia fue la modalidad a la que tuvieron que adaptarse muchos profesionales. La principal ventaja es la reducción de costos, pero requiere de un arduo trabajo y de mucha tecnología para que, a largo plazo, funcione bien.

– Oficina híbrida: luego de casi un año en la pandemia, muchas empresas lograron incorporar de a poco algunos de sus trabajadores, pero solo algunos días de la semana o del mes. Si la ola de contagiados disminuía, con las medidas adecuadas algunos dejaban la oficina en casa para trabajar desde su habitual oficina.

– Tiempo de calidad: este modelo se refiere a la calidad de la productividad sin la necesidad de hacer un seguimiento al tiempo empleado. Ofrece una flexibilidad al trabajador que ha tenido que adaptarse al trabajo en casa, por lo cual su horario es más flexible. Para esto, sin embargo, debe haber una gran cantidad de confianza entre los jefes y sus subordinados.

Si la demanda de estos espacios para el trabajo empresarial bajará luego de la pandemia es algo que todavía queda por ver, pero lo seguro es que las circunstancias han reescrito el concepto “oficina” y las posibilidades de más cambios aún están abiertas.


img

admingpi

Publicaciones relacionadas:

Congreso Inmobiliario Inmomundo 2021

La Gremial de Profesionales Inmobiliarios GPI es una institución que pertenece al sector privado...

Continuar leyendo

Reactivación Económica 2021 primer semestre y el Sector Inmobiliario

El 2021 se inició con muchas expectativas de poder recuperar la economía nacional que cayó por...

Continuar leyendo

Licencias actuales de construcción, proyectos en Guatemala

Recientemente el gobierno de Guatemala ha impulsado leyes para agilizar los trámites respecto a...

Continuar leyendo