•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

La vacuna y la reactivación económica inmobiliaria

La vacuna y la reactivación económica inmobiliaria

Tras un poco más de un año desde los primeros casos de COVID-19 vemos con esperanza la llegada paulatina de la vacuna en algunos países. En el caso de Guatemala se espera poder recibir en febrero la vacuna COVEX para 3 millones de personas, según la Ministra de Salud Amelia Flores y recientemente el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud ha dicho que llegan en marzo.

Sea cual sea, lo cierto es que antes de finalizar el primer trimestre del año, Guatemala comenzará a vacunar a su población. Con esto se espera poder reactivar el país y su economía poco a poco.

El sector inmobiliario ha sido uno de los más afectados durante la pandemia en muchos aspectos. Las Inmobiliarias se han enfocado en cuidar la caja y evaluar los posibles escenarios posCOVID-19. La renta de inmuebles es una de las transacciones que presenta más dificultades debido a la baja de ingresos y el incremento de desempleo que provoca un incumplimiento en el pago de inquilinos, por lo que se estima que pocos propietarios se animarán a poner sus propiedades en renta durante un tiempo más.

La venta de inmuebles, por otro lado, ha sido una montaña rusa. En algunos países, la venta de propiedades, especialmente de casas unifamiliares, ha incrementado, ya que las personas debido al confinamiento buscan propiedades con más espacio, incluso con áreas verdes y también por considerarse una forma de inversión más segura para no dejar el dinero en los bancos.

En otros países como Alemania o Filipinas, en el segundo trimestre del 2020 las ventas inmobiliarias se dispararon por la caída en la tasa de interés. Sin embargo, esto ha ocurrido especialmente en los mercados de lujo, ya que el ciudadano promedio no puede hacer inversiones tan grandes corriendo el peligro de quedarse sin ingresos.

¿Qué efectos se esperan?

Se espera reiniciar el sector de construcción que fue de los más afectados con esta contingencia sanitaria por ser declarado como actividad no esencial y posteriormente, incluso con la retoma de actividades cuando disminuyen los contagios, la exigencia de reducción de personal no ha permitido un avance significativo en los proyectos.

Aunque todavía es muy pronto para asegurar algo, la vacuna ha mejorado la perspectiva de una pronta recuperación del sector, deseando que el inicio de actividades presenciales permita reanudar el rubro inmobiliario y los distintos sectores que le pertenecen, así como el regreso a la oficinas y que el trabajo del profesional inmobiliario no sea remoto sino codo a codo con su cliente.

No obstante, no puede negarse que el trabajo remoto seguramente se convertirá en algo permanente; aunque las inmobiliarias ya desempeñan su negocio eficazmente en las redes sociales, usando y mejorando las estrategias de marketing digital, parece que la relación entre personas y tecnología se estrechará aún más.

El impacto posCOVID-19 aún es incierto, pero el cambio de comportamiento de los consumidores es algo que se prevé y que podría dejar obsoleto algunos activos o reducir su valor.

Los inmuebles que concentran mayor número de personas, como los centros comerciales y hoteles, se han visto fuertemente afectados, por lo cual se confía que con la vacuna las personas retomen la confianza de volver a visitar estos espacios; sin embargo, es claro que los negocios online con la pandemia se reafirmaron más que nunca pudiendo verse afectada la venta o renta de locales, pero beneficiadas las bodegas y los centros de logística, ya que el almacenamiento podría convertirse en lo más importante de una empresa luego de la pandemia, incluso más que la mano de obra.

Por otro lado, en cuanto al turismo y la hotelería, es bastante difícil determinar si la reactivación global económica supondrá el fin de los problemas pues esto dependerá de los permisos y restricciones de cada país, pero es claro que deberán ajustar sus operaciones y modelos de negocio incluso si existe la reducción de casos positivos de COVID-19 gracias a la vacuna, ya que el miedo de una recaída o a cualquier otra pandemia seguirá latente en años venideros.

Esperamos que para fines de este año 2021 la mayor parte de la población en Guatemala haya podido acceder a la vacuna y que progresivamente el sector inmobiliario y todas sus partes puedan ofrecer sus servicios sin (muchas) restricciones.


img

admingpi

Publicaciones relacionadas:

Crecimiento Inmobiliario en los diferentes departamentos de Guatemala

En los últimos años en Guatemala ha habido un crecimiento inmobiliario importante,...

Continuar leyendo

Características de los desarrollos inmobiliarios y sus ventajas

Los desarrollos inmobiliarios o habitacionales son proyectos del área de bienes raíces que...

Continuar leyendo

Agremiados GPI y su respaldo

Para muchos profesionales inmobiliarios, los beneficios de pertenecer a una organización...

Continuar leyendo