•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

Leasing y sus nuevas disposiciones

Leasing y sus nuevas disposiciones

El pasado 10 de febrero la legislatura IX aprobó la ley de Leasing por decreto 2-2021 teniendo 101 votos favorables. Esta ley tiene como objetivo regular el arrendamiento con opción a compra en el territorio guatemalteco, quien se une a los otros 7 países latinoamericanos que también decidieron tener esta herramienta para el desarrollo económico. Pero, ¿sabes de qué trata el Leasing? O ¿Cuáles son los beneficios nos trae esta ley? Hoy te comentaremos un poco sobre el tema.

¿De qué trata el Leasing?

El leasing, también conocido como arrendamiento financiero, es una modalidad de arriendo de un bien con opción a compra. El arrendamiento con opción a compra se diferencia de otros contratos de arrendamiento porque el arrendatario al término del contrato puede renovarlo o comprar el bien jurídico por un monto previamente establecido o por valor residual.

Si se trata de leasing de bienes inmuebles, el valor residual es el valor respecto del cual se paga el impuesto que grave la venta. El nuevo decreto dispone que en el caso de que el valor residual sea inferior al valor que tiene dicho bien en matricula fiscal, se toma como valor del bien este último al momento de su registro en el Registro de la Propiedad y en el catastro municipal que corresponda.

La característica principal de este tipo de contratos es que jurídicamente se entiende como alquiler, pero desde el ámbito financiero se trata como una compraventa; esto quiere decir que si bien la propiedad es del arrendador hasta que el derecho de compra sea ejercido, según el punto de vista contable la propiedad jurídica aparecerá entre los activos del arrendatario.

¿Por qué es importante la ley de Leasing?

Como toda ley, esta surge en respuesta a una necesidad: la de crear una normativa que permita la seguridad jurídica de estos contratos con opción a compra. Esta normativa fomenta la inversión al dar la base jurídica para que surjan los créditos favorables para el surgimiento de pequeñas y medianas empresas.

Estos contratos no son algo nuevo para el sector, pero su legalización y normativa permiten tanto a clientes como profesionales inmobiliarios evadir estafas o cualquier inconveniente actuando bajo un marco legal que fomenta este tipo de transacciones.

En el ámbito económico esta nueva modalidad hace posible que los proyectos llevados a cabo por el pequeño o mediano empresario tengan acceso al capital de trabajo necesario para impulsar sus negocios. Las empresas al tener la oportunidad de crecer generan, por ende, mayor flujo de empleos en el país.

Este el primer paso en la agenda para la reactivación económica en Guatemala luego de los estragos ocasionados por la pandemia.

La nueva ley también es beneficiosa para los profesionales inmobiliarios, así como  para las personas naturales que tendrán más opciones al momento de optar por la compra o renta de inmuebles. Así se beneficia tanto el mercado nacional como el internacional, dando la oportunidad a las personas de adquirir oficinas, maquinaria, viviendas nuevas, usadas o sobre planos, así como vehículos e incluso maquinaria especializada.

La venta de inmuebles será más atractiva para los compradores ya que sus opciones de pago se amplían; los negocios inmobiliarios retoman nuevo valor.

¿Cuándo entrará en vigor la nueva ley?

La nueva ley entrará en vigor, de acuerdo con el Artículo 51, con relación a la vigencia, el próximo 02 de junio de este año, es decir, tres meses después de la publicación en el Diario Oficial.

Las personas o entes que deseen hacer un contrato con opción a compra deberán cumplir con lo establecido en la ley; en sus capítulos, el decreto 2-2021 norma los derechos y deberes del arrendatario y arrendador, fija las condiciones con las que deben celebrarse los contratos de leasing, habla sobre la opción a compra y la transmisión del dominio así como las  disposiciones tributarias pertinentes.

Así mismo, en sus disposiciones finales, hace un llamado a todas las personas que han llevado a cabo operaciones de leasing que deben apegarse a lo establecido en la nueva ley con un plazo de seis (6) meses a partir de su fecha de vigencia.

En definitiva, la ley de leasing es una excelente oportunidad para todas aquellas personas que estén interesadas en adquirir propiedades, tanto viviendas como oficinas, bodegas o cualquier otro tipo de inmueble que requieran.


img

admingpi

Publicaciones relacionadas:

IVE Responsabilidad Inmobiliaria

Años atrás Guatemala se encontraba entre los países que no tenían medidas tomadas contra el...

Continuar leyendo

El Centro histórico y sus remodelaciones, licencias y permisos

El centro histórico de Guatemala es una de las zonas más antiguas de la ciudad, fundado el 2 de...

Continuar leyendo

¿Por qué invertir en Bienes Raíces?

En un mundo donde una de las mayores preocupaciones es generar dinero, también surge la pregunta...

Continuar leyendo